Los precios del oro cayeron el martes a mínimos de cuatro meses, ya que los progresos en el desarrollo de vacunas contra el Covid-19 y las esperanzas alimentadas por una transición pacífica en la Casa Blanca generaron que los inversionistas se volcaran a activos de riesgo.

El oro al contado bajó 1.5% a 1,807.95 dólares la onza tras tocar su menor nivel desde el 17 de julio de 1,800.01 dólares.

Los futuros del oro en Estados Unidos retrocedieron 1.8% a 1,804.60 dólares.

“Más optimismo con respecto a la economía, basado en las vacunas, ha quitado parte del estatus de refugio del mercado del oro”, dijo David Meger, director de Comercio de Metales de High Ridge Futures.

“Una menor preocupación política en el futuro también ha reducido la necesidad de refugios seguros”, agregó.

El lunes, el metal precioso perdió 1.9% después de los progresos de la vacuna de AstraZeneca , que se sumó a otras grandes farmacéuticas al anunciar positivos resultados de sus ensayos clínicos.

La caída del oro se produjo pese a la debilidad del dólar, que se mantuvo cerca de su menor nivel en tres meses.

Entre otros metales preciosos, la plata cayó 1.2% a 23.30 dólares la onza; el platino subió 3% a 955.26 dólares la onza; y el paladio cotizó estable en 2,354.59 dólares la onza.