Los precios del oro se estabilizaron el miércoles ya que, avanzada la sesión, el dólar se alejó de un máximo de tres semanas tras una baja del lingote a su punto más débil en un año, después de que optimistas comentarios del jefe de la Reserva Federal sobre la economía estadounidense habían impulsado a la moneda estadounidense.

“El dólar retrocedió un poco tarde en la sesión, causando que el oro pasara a territorio positivo, pero creo que es temporal”, dijo Walter Pehowich, de Dillon Gague Metals.

Mal récord

El metal amarillo retrocedió más de 10% desde los 1,365.23 dólares de mediados de abril, lastrado por un dólar más sólido y por las alzas de las tasas de interés en EU.

El oro al contado cotizó estable a 1,227.26 dólares por onza, tras declinar a 1,220.81 dólares, mínimo desde el 14 de julio del 2017. Los futuros del oro en Estados Unidos para agosto cerraron con un alza de 60 centavos, o 0.1%, a 1,227.90 dólares la onza.

“Este ambiente donde también vemos caer los precios del crudo y, por tanto, una menor preocupación entre los inversores acerca de una aceleración de la inflación es otro factor negativo para los precios del oro”, señaló Jens Pedersen, analista de Danske Bank.

El dólar mostró un avance generalizado en la sesión, luego de que el presidente de la Fed, Jerome Powell, presentó un panorama optimista sobre la economía estadounidense.

Costos más altos por el crédito en Estados Unidos tienden a impulsar al dólar y los rendimientos de los bonos del Tesoro de ese país, con lo que el lingote se encarece para los tenedores de otras divisas.

A la baja

Entre otros metales preciosos, la plata bajó 0.1%, a 15.56 dólares la onza. El platino perdió 0.2%, a 814.20 dólares por onza y el paladio declinó 0.5%, a 906.47 dólares la onza. El cobre cerró plano a 6.150 dólares la tonelada después de haber tocado mínimos en un año a 6,080 dólares.