El oro se recuperó de un mínimo de más de dos semanas el viernes pasado después de que las nóminas no agrícolas de Estados Unidos aumentaron menos de lo que se esperaba, aunque el lingote registró su mayor caída semanal desde marzo.

El oro al contado ganó 1% a 1,889.27 dólares por onza, luego de llegar a su nivel más bajo desde el 19 de mayo a 1,855.59 dólares. El metal bajó 0.7% durante la semana.

Los futuros del oro estadounidense subieron 1% a 1,892 dólares.

Las nóminas no agrícolas de Estados Unidos aumentaron en 559,000 el mes pasado frente a la cifra de 650,000 prevista en una encuesta de Reuters, mientras que los nuevos pedidos de bienes fabricados en Estados Unidos cayeron más de lo esperado en abril.

"Los precios del oro probablemente continuarán cotizando entre los niveles de 1,855 y 1,920 dólares la onza", dijo Jeffrey Christian, socio gerente de CPM Group.