El oro se mantuvo el jueves sobre 1,400 dólares por onza, en una jornada en que los inversionistas buscaron pistas sobre las conversaciones comerciales entre Estados Unidos y China, lo que aumentó el apetito por el riesgo e impulsó al dólar.

El oro al contado recortó su cotización en 0.1%, a 1,407.71 dólares por onza, tras caer brevemente bajo 1,400 dólares.

El contrato descendió más de 37 dólares, desde un máximo de seis años de 1,438,63 dólares tocado el martes.

“Todavía hay un impulso alcista para el oro con un par de días de consolidación (...) (Estamos viendo) un poco de retroceso en la toma de ganancias”, dijo Phillip Streible, estratega de Materias Primas de RJO Futures.

Los futuros del oro de Estados Unidos cayeron 0.2%, a 1,412 dólares por onza.

Merman expectativas

El South China Morning Post indicó que Washington y Pekín alcanzaron un principio de acuerdo para una tregua, antes de la reunión entre los presidentes de los dos países, un trato que ayudaría a evitar la próxima ronda de aranceles sobre 30,000 millones de dólares en importaciones chinas.

Inversionistas esperan un acuerdo comercial, pero las expectativas se enfriaron luego de que el asesor económico de la Casa Blanca, Larry Kudlow, comentó que Washington podría seguir adelante con la imposición de aranceles.

Las acciones globales subieron por primera vez en cinco sesiones, pero las bolsas estadounidenses recortaron el alza tras los comentarios de Kudlow.

Entre otros metales preciosos, la plata bajó 0.1%, en 15.22 dólares por onza, mientras que el platino cedió 0.1%, a 812.89 dólares la onza. En tanto, el paladio avanzó 1.7% a 1,547.91 dólares la onza.

Hacia mejor mes en 3 años

Sin embargo, a pesar de las recientes caídas, el metal va camino a terminar el mes con ganancias.

“No obstante, a pesar de que esta es la segunda sesión consecutiva con pérdidas, el metal precioso continúa cotizando por encima de su nivel psicológico de 1,400 dólares por onza y se perfila para terminar junio con sus mayores ganancias mensuales desde 2016”, explicó Gabriela Siller, economista en jefe de Banco Base.

Refirió que el metal se ha beneficiado de posturas más acomodaticias de bancos centrales y las tensiones geopolíticas.

“Ante esto las tenencias de fondos de inversión o ETFs respaldados por oro han alcanzado un máximo”, abundó. (Con información de Reuters)

[email protected]