LONDRES.- El oro se mantenía estable el miércoles ya que algunos inversionistas aprovecharon la subida que registró el metal más temprano, por encima de 1,235 dólares, para tomar ganancias.

Las preocupaciones sobre la crisis de la deuda en Europa y el panorama económico global ofrecían respaldo al lingote.

La caída que registró la actividad de la construcción de viviendas en Estados Unidos, al mínimo en cinco meses, junto con una advertencia de FedEx y los elevados temores sobre los problemas fiscales en España reforzaban el contexto para el oro.

El oro al contado se negociaba a 1,232.65 dólares la onza a las 1415 GMT, contra 1,232.45 dólares al cierre del martes en Nueva York. Los futuros del oro estadounidense para entrega en agosto caían 50 centavos la onza a 1,233.90 dólares.

"La atención se centra principalmente en la liquidez, por lo que la gente tiende a comprar oro y otros activos al mismo tiempo", dijo un analista de Standard Chartered, Daniel Smith.

El oro "seguirá en alza las próximas semanas. El retroceso que vimos desde los máximos previos es bastante limitado y los inversores siguen esperando para entrar en este mercado", agregó.

El oro marcó un máximo de 1,251.20 dólares la semana pasada y ahora sigue muy cerca de ese nivel, ya que la crisis de la deuda de la zona euro ha incrementado el riesgo de una desaceleración del crecimiento económico global y desató un ingreso general de los inversores hacia los activos seguros como el lingote o los títulos públicos.

"La situación de la deuda soberana continúa", dijo Ole Hansen, de Saxo Bank en Copenhague. "Habrá persistentes temores de que algo de la deuda pública de Europa tendrá que ser reajustada, y eso ofrecerá respaldo" al oro.

Agregó que "es relativamente fácil hacer subir al oro porque entramos al período de verano (boreal), cuando puede ocurrir cualquier cosa porque está caracterizado por una alta volatilidad y una actividad baja".

La prima exigida por los inversores para mantener títulos del gobierno español a 10 años sobre los "Bunds" alemanes subió al máximo en euros el miércoles debido al nerviosismo sobre los mercados de crédito españoles.

La ampliación de los diferenciales provocó un retroceso del euro desde el máximo en dos semanas que registró más temprano frente al dólar.

El debilitamiento del euro, y la consecuente subida del dólar, históricamente han sido malos para el oro, pero el metal precioso recientemente empezó a moverse en línea con la divisa norteamericana pues ambos se benefician de la aversión al riesgo.

Entre otros metales preciosos, la plata subía a 18.51 dólares desde 18.49, el platino a 1,568.50 dólares frente a 1,572.50 y el paladio a 469 desde 469.50 dólares.