Londres- Los precios del oro se negociaban estables este lunes, algo arriba de los 1,660 dólares la onza, tomándose un respiro después de cuatro días seguidos de alzas.

Los valores estaban apoyados en las especulaciones de que la Reserva Federal podría lanzar una nueva ronda de estímulo monetario.

El oro al contado se negociaba a 1,662.31 dólares la onza a las 0942 GMT contra 1,662.32 dólares sobre el cierre del viernes.

Los futuros del oro estadounidense para entrega en junio perdían 1.30 dólares la onza a 1,663.40 dólares.

El metal retrocedió desde sus máximos de más temprano cuando el dólar se afirmó levemente contra el euro, que estaba afectado por la cautela antes de un encuentro del Banco Central Europeo (BCE) y de las elecciones en Francia y Grecia previstas para esta semana.

Unos datos del viernes sobre el crecimiento económico de Estados Unidos que resultaron más flojos de lo previsto reactivaron las especulaciones de que la Fed podría adoptar nuevas medidas para estimular la economía, debilitando al dólar y manteniendo muy bajas las tasas de interés.

El oro tiende a beneficiarse en ese ambiente.

"Tuvimos los datos del PIB (producto interno bruto) de Estados Unidos, que alimentaron las esperanzas de una flexibilización cuantitativa", dijo un analista de LGT Capital Management, Bayram Dincer.

"Los analistas realmente bajaron (sus previsiones de una nueva expansión monetaria de la Fed), pero yo siento que si se dan las condiciones correctas, todavía podemos ver algún tipo de flexibilización cuantitativa", agregó.

La plata bajaba 0.1% a 31.20 dólares la onza.

El platino al contado ganaba 0.1% a 1,568.49 dólares la onza.

El paladio al contado ascendía 0.2% a 679.47 dólares la onza.

ros