Londres - Los precios del oro subían este jueves, aproximándose un máximo de ocho semanas de más de 1,750 dólares la onza, debido a que un dato de desempleo en Estados Unidos impulsó a los mercados de acciones y apuntaló al dólar por debajo de máximos contra el euro.

El oro ha subido casi 12% este año, apoyado en la promesa de la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) de mantener bajas las tasas de interés por un largo periodo. La medida mantendría presionado al dólar.

El oro al contado avanzaba 0.2%, a 1,747.00 dólares la onza a las 1440 GMT.

Los futuros del oro en Estados Unidos para entrega en febrero subían 1 dólar la onza, a 1,750.50 dólares. Más temprano, el contrato subió a 1,753.20 dólares, su mayor nivel desde el 8 de diciembre.

"Los fundamentos del oro son fuertes y el reciente rebote en el apetito por el riesgo ha alentado a inversores a volver al mercado o añadir a sus posiciones existentes", dijo Anne-Laure Tremblay, analista de BNP Paribas.

Los mercados de acciones subieron después de que datos mostraron que la cantidad de estadounidenses que pidió subsidio por desempleo por primera vez bajó más de lo esperado la semana pasada, sugiriendo una mejora del mercado laboral.

Las acciones europeas y el euro se recuperaban en una sesión volátil este jueves, mientras que aumentaba el optimismo entre inversores sobre los esfuerzos para alcanzar un paquete de rescate para Grecia ante señales de un frágil crecimiento económico.

Las preocupaciones sobre la crisis de la zona euro apuntalaron fuertemente al oro durante gran parte del año pasado. Hacia fines del 2011, no obstante, el metal se desempeñó más como un activo, siguiendo a la baja a las acciones y siendo afectado por la fortaleza del dólar.

La plata subía 0.1%, a 33.73 dólares la onza.

El platino sumaba 0.4%, a 1,618.49 dólares la onza.

El paladio ganaba 0.4%, a 696.75 dólares.

ros