El oro caía este jueves, aunque estaba encaminado a anotar ganancias por undécimo trimestre consecutivo entre abril y junio del 2011, ya que la creciente confianza de inversionistas de que Grecia evitaría el impago de su deuda afectaba los activos percibidos como de refugio.

El euro ampliaba sus ganancias contra el dólar este jueves, luego de que el primer ministro griego, George Papandreou, aseguró la mayoría parlamentaria que necesitaba para la aprobación de una ley de implementación de un plan de austeridad quinquenal requerido por la UE y el FMI.

En los últimos tres meses el oro ha sido un gran beneficiado de la inquietud de los inversionistas sobre el potencial de que la crisis en Grecia afecte al resto de la economía de la zona euro, del desastre en Japón y de las perspectivas para el crecimiento económico global.

El oro al contado cedía 0.5%, a 1,503.81 dólares la onza, tras subir por dos jornadas consecutivas.

El oro estadounidense perdía 0.4%, a 1,504.30 dólares.

"El oro subía en medio de los temores sobre toda la situación de Grecia (...) creo que lo importante es que el oro tendrá un muy buen desempeño en los meses que vienen, debido mayormente a la cantidad de compras de Asia", dijo el analista Daniel Smith, de Standard Chartered.

El dólar perdió casi 0.25% frente a una cesta de monedas, al tiempo que el euro subió después del voto de Grecia sobre medidas de austeridad, aunque el franco suizo descendía.

La debilidad del dólar a menudo impulsa al oro, porque reduce el valor del lingote para los inversionistas fuera de Estados Unidos. Pero esta relación inversa a veces puede verse afectada.

El atractivo del oro como refugio seguro se mantendría como consecuencia de la crisis de deuda de Grecia, pero los precios estarían atrapados dentro de un rango en el corto plazo ante la falta de interés especulativo.

La plata bajaba 0.8%, a 34.48 dólares la onza.

El paladio escalaba 1.3%, a 755.97 dólares.

El platino cedía 0.4%, a 1,717.74 dólares la onza.