El oro cayó el martes ante un repunte del dólar hacia su nivel más alto en más de una década, después de que los comentarios de la presidenta de la Reserva Federal, Janet Yellen, sobre el mercado laboral estadunidense elevaron las apuestas sobre más alzas de las tasas de interés el próximo año.

La divisa estadounidense registró su mayor apreciación frente al yen japonés, el cual se depreciaba cerca de 1% después de que el Banco de Japón mantuvo su política monetaria sin cambios.

A mediodía el oro al contado cayó 0.45% para cotizar en un precio de 1,133.38 dólares la onza. En tanto, los futuros del oro en Estados Unidos para entrega en febrero perdieron 7.70 dólares, para ubicarse en 1,135 dólares la onza.

Inquietud

El oro ha caído 2.5% desde que la Fed insinuó después de su reunión de política monetaria la semana pasada que elevaría las tasas de interés más rápidamente a lo previsto en el 2017, lo cual elevó el costo de oportunidad de tener el lingote, el cual no rinde intereses, al tiempo que impulsó al dólar, el cual es la divisa en la que cotiza el oro.

El metal precioso se encamina a tener su mayor caída trimestral en más de tres años tras perder terreno después de la elección presidencial del 8 de noviembre y ante la apreciación del dólar.