Los precios del oro subieron más de 1% el viernes, recuperándose de su mayor pérdida diaria en cinco meses, gracias a un retroceso de las acciones y el dólar, pero el lingote seguía operando cerca de mínimos de varios años tras el inicio del ciclo de ajuste monetario de la Reserva Federal.

El metal recuperó parte del terreno perdido tras su fuerte caída del jueves a 1,047.25 dólares la onza, muy cerca de su menor nivel en seis años, registrado el 3 de diciembre.

El alza de tasas eleva el costo de oportunidad de comprar lingotes que no devengan intereses.

El oro al contado subía 1.3%, a 1,065.30 dólares la onza, mientras que los futuros del oro en Estados Unidos para entrega en febrero ganaron 1.5%, a 1,065 dólares.

El aumento de tasas de interés en Estados Unidos generó el jueves un ascenso del dólar y de las acciones globales, provocando a su vez una pérdida de 2% del oro. Pero el viernes, el billete verde caía 0.4 por ciento.

El oro ha retrocedido 11% este año, ya que los inversores esperaban el alza de tasas de la Fed. Ahora que el ciclo de endurecimiento monetario ha empezado en Estados Unidos, los mercados están atentos al ritmo de los incrementos.

El metal podría llegar a 1,000 dólares la onza por primera vez en seis años, si perfora su mínimo de comienzos de mes de 1,045 dólares, de acuerdo con analistas.

Si perforamos ese nivel ahora, algo que es razonable, el próximo paso es 1,033 y luego 1,006, y la cifra de 1,000 es un nivel en el que se debería pensar , dijo Christopher Hine, analista de Credit Suisse. Se puede alcanzar ese nivel (para fin de año) , agregó.

En cuanto a otros metales preciosos, la plata avanzó 2.9%, a 14.10 dólares la onza, mientras que el platino ganó 1.6%, a 857 dólares la onza. En tanto, el paladio perdió 0.1%, a 553 dólares la onza.