El oro subió por encima de los 1,500 dólares la onza este martes, luego de tres días a la baja, debido a que las esperanzas de que Grecia apruebe unas impopulares medidas de austeridad impulsaron al euro y al apetito por el riesgo en todo el complejo de materias primas.

El oro al contado subió 0.2%, a 1,499.40 dólares la onza.

Los futuros del oro estadounidense para entrega en agosto ganaron 3.80 dólares la onza, para cerrar a 1,500.20 dólares, en operaciones entre 1,495.50 y 1,507 dólares.

El oro ha estado bajo presión por ventas de aversión al riesgo y debilidad técnica. Las preocupaciones por la desaceleración económica y los temores por el cese de pagos de la deuda de Grecia también han afectado el atractivo del oro como cobertura contra la inflación.

Incluso pese a las ganancias de este martes, el metal ha registrado pérdidas de casi 4% en los últimos cuatro días.

El índice de materias primas Reuters/Jefferies CRB se encaminaba a su mayor ganancia diaria en seis semanas, con el petróleo subiendo casi 3 por ciento.

Las acciones en Wall Street también escalaron por segundo día ante las esperanzas a una solución a los problemas de deuda griega, que alentaron el apetito de inversionistas por activos de riesgo.

El euro subió un 0,6 por ciento contra el dólar, tras caer en las últimas semanas por los temores sobre la posibilidad de que la crisis de la deuda griega desestabilice a la zona euro. Si se calmaran esos temores, el euro podría recuperarse, beneficiando al oro a pesar del hecho de que perdería parte de su atractivo como refugio seguro.

"Incluso con los acontecimientos de Europa, el tipo de cambio euro/dólar ha estado entre 1.40 y 1.42 dólares, un nivel del dólar bastante infravalorado aún", dijo Michael Lewis, analista de materias primas de Deutsche Bank.

"Si hay alguna mejora marginal leve en Europa y si el Banco Central Europeo (BCE) empieza a subir las tasas en septiembre (...) podría haber un tema cambiario bastante positivo para el oro", agregó.

El parlamento griego votaría el miércoles y jueves sobre un nuevo programa de austeridad que se requiere para que Atenas reciba más ayuda financiera de la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Los bancos franceses, que están entre los más expuestos a la crisis de deuda en Grecia, llegaron a un acuerdo para refinanciar bonos griegos como parte de un plan paneuropeo para evitar una reestructuración de la deuda soberana.

La plata subió 0.7%, a 33,76 dólares la onza.

El platino avanzó 1.2%, a 1,691.25 dólares la onza.

El paladio ganó 1.5%, a 735.72 dólares