El precio del oro subió el martes, debido a los temores de una desaceleración en el crecimiento económico de China y las preocupaciones sobre la crisis en Ucrania situación que debilitaban el interes por un mayor riesgo.

Las tensiones en torno a Ucrania iban en aumento y la diplomacia se encontraba en un punto muerto, mientras que los gobiernos de la Unión Europea dijeron que estaban considerando sanciones contra Rusia si Moscú no responde de manera positiva a una propuesta diseñada para calmar la crisis.

El oro al contado subió a un máximo de sesión de 1,352.50 dólares y sumaba 0.6%, a 1,346.16 dólares la onza.

Los futuros del oro para abril en Estados Unidos subieron 0.4%, a 1,347.10 dólares la onza.

Operadores esperan que el metal siga impulsado en un rango de entre 1,330 y 1,350 dólares, antes de una reunión de política monetaria de la Reserva Federal de Estados Unidos el 18 y 19 de marzo.

Por su parte, débiles datos en las exportaciones de febrero en China están provocando que los inversionistas se refugien en el metal precioso en lugar de otros activos, como la renta variable.