El precio del oro subió el martes, pero su avance fue limitado por la apreciación del dólar ante el agravamiento de la crisis política en Italia, que provocó un segundo día de fuertes ventas en los mercados financieros europeos.

El oro al contado ganó 0.47%, a 1,303.80 dólares la onza, mientras que los futuros del oro en Estados Unidos para entrega en junio perdieron 4.7 dólares, o 0.4%, a 1,299 dólares por onza.

El presidente de Italia nombró el lunes a un exfuncionario del Fondo Monetario Internacional como primer ministro provisional con la tarea de planificar la convocatoria a nuevas elecciones y aprobar los presupuestos.

Los inversionistas temen que los comicios, que podrían realizarse en agosto, sean vistos como una especie de referendo sobre el rol de Italia en la Unión Europea y en la zona euro y que fortalezca más a los partidos euroescépticos.

La situación en Italia impulsó al dólar a un máximo de seis meses y medio contra el euro, con lo que las materias primas se encarecían para los tenedores de otras divisas.

El dólar se encamina a su mejor mes en un año y medio. Los mercados se están acercando a un enorme evento risk-off —percepción generalizada de alto riesgo—, observó Shree Kargutkar, vicepresidente y gerente de cartera de Sprott Asset Management.

“Los operadores han empezado a comprar dólares (...) lo que explica por qué se ha apreciado”, dijo.

“El oro se ha portado muy bien medido contra varias divisas y mantiene una tendencia alcista también contra el dólar”, agregó.

La plata bajó 0.5% a 16.38 dólares por onza. El platino subió 0.4, a 904.90 dólares por onza, y el paladio declinó 1.1% a 975.75 dólares.