Los precios del oro extendieron sus pérdidas el miércoles, después de que la Reserva Federal de Estados Unidos dijo que seguiría siendo paciente respecto de una eventual decisión de alza de las tasas de interés.

El oro al contado cotizó con una baja de 0.6%, a 1,284.11 dólares la onza.

La semana pasada, el precio del lingote al contado llegó a un máximo de cinco meses de 1,306.20 dólares, antes de retroceder por un mayor apetito por el riesgo, debido a las medidas de liquidez anunciadas por el Banco Central Europeo.

Los futuros del oro en Estados Unidos cerraron con un declive de 5.80 dólares a 1,285.90 dólares la onza.

En el corto plazo, es poco probable que el oro caiga bajo los 1,250 dólares, debido a la fuerte demanda de China antes del extenso receso por el Año Nuevo Lunar, que se celebra el mes próximo, de acuerdo con operadores.

En cuanto a otros metales preciosos, la plata al contado bajó 0.3%, a 17.97 dólares la onza.