El oro cayó este lunes por tercera jornada seguida, ante el optimismo de los inversionistas de que la endeudada Grecia tome las acciones necesarias para evitar el cese de pagos, lo que presionó la demanda por activos de refugio.

El oro al contado cayó 0.3%, a 1,495.55 dólares la onza.

Los futuros del oro para entrega en agosto cerraron con una baja de 4.50 dólares la onza, a 1,496.40 dólares, tras operar entre 1,490.80 y 1,506.10 dólares.

El oro ha reaccionado de manera irregular ante la crisis de deuda de Grecia. La semana pasada, el metal precioso tuvo su peor desempeño en ocho semanas debido a que los temores por la desaceleración económica presionaron los precios del lingote junto con otros mercados de riesgo como las acciones. Antes, el oro tendía a beneficiarse de compras de refugio en tiempos de incertidumbre económica.

La plata al contado cayó 2%, a 33.58 dólares la onza.

Las acciones subieron este lunes en Wall Street tras tres días de pérdidas, lideradas por el sector bancario luego de noticias favorables sobre nuevos requerimientos de capital y por el optimismo respecto al plan de austeridad de Grecia, aunque los inversores seguían cautos.

El oro cayó hasta 1,490.90 dólares la onza más temprano en la jornada, debido a que el petróleo y los metales industriales ampliaban su caída de la semana pasada. A pesar del reciente retroceso en los precios, el oro todavía es uno de las materias primas con mejor desempeño en el segundo trimestre, ganando 4 por ciento.

El euro subía contra el dólar este lunes, ante esperanzas de que el Parlamento de Grecia aprobará un paquete de austeridad esta semana y el país evitará la moratoria de su deuda soberana.

El platino cayó 0.1% a 1,671.49 dólares la onza.

El paladio bajó 0.3%, a 724.72 dólares.