Londres - El oro operaba estable este lunes, en torno a máximos en siete meses tras lograr una cuarta alza semanal consecutiva la semana pasada, después de que la Fed estadounidense se comprometió a mantener bajas las tasas de interés, lo que afectó al dólar e incrementó el apetito de los inversionistas por el lingote.

El oro al contado cotizaba plano a 1,767.40 dólares la onza a las 1441 GMT, tras haber subido casi 2% la semana pasada en su cuarto incremento consecutivo semanal, la racha más larga de ganancias en más de un año.

El oro ha subido 13.2% en lo que va del 2012, encaminándolo a un alza de precios por 11 años seguidos.

La Fed dijo la semana pasada que Estados Unidos mantendrá las tasas en torno a cero hasta mediados del 2015, lo que provocó un incremento de 2% en el precio del oro en un día.

El banco central estadounidense también se comprometió a realizar compras mensuales por 40,000 millones de dólares en títulos respaldados por hipotecas, siempre y cuando el crecimiento del empleo fuera lento.

El platino al contado caía 0.2% en el día a 1,691.49 dólares la onza, tras haber logrado ganancias en 10 de las 11 sesiones bursátiles anteriores.

Dos minas de Sudáfrica volvieron a abrir sus puertas este lunes, después de haber suspendido las operaciones de la semana pasada como medida de precaución ante un conflicto laboral en el cinturón de platino del país, a pesar de que la situación sobre el terreno sigue siendo tensa.

En tanto, el paladio caía casi 2% en el día a 683.10 dólares la onza

La plata perdía 0.4% a 34.50 dólares la onza.

rob