Los precios del oro operaban estables este jueves, apuntalados por la demanda como activo de refugio en medio de temores a una escalada de la crisis de deuda de Grecia y a las débiles perspectivas económicas de Estados Unidos.

El oro al contado subía 0.1%, a 1,530.76 dólares la onza.

Los futuros de oro estadounidense para agosto ganaban 5.60 dólares, a 1,531.80 dólares la onza.

Una serie de datos económicos en Estados Unidos ofrecieron un panorama mixto.

Un índice sobre la actividad manufacturera regional se desplomó a un mínimo de casi dos años en junio, lo que opacó una caída de los pedidos de subsidios por desempleo y un incremento de los inicios de construcción de viviendas.

Pero el lingote fue impulsado por la incertidumbre económica al tiempo que prestamistas internacionales luchaban para que Grecia evite el impago de su deuda.

En tanto, el primer ministro griego, George Papandreou, lidiaba con una revuelta en su partido en contra de las medidas de austeridad que piden la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional.

"Grecia está enfrentando una serie de dificultades y obstáculos. Si puede superar algunos de esos desafíos, habrá un vuelco hacia los activos de riesgo y una salida de los activos seguros", dijo Phillip Streible, estratega de Lind Waldock, una unidad de MF Global.

El oro ha subido 3% en las últimas cuatro semanas, en medio de desalentadores datos económicos, y está a 3% del máximo histórico de 1,575.79 dólares visto a inicios de mayo.

La plata bajaba 0.6%, a 35.56 dólares la onza.