Los precios del oro subieron el viernes, y cerraron su segunda semana consecutiva de alza, impulsados por la debilidad del dólar y la preocupación por la salud de la economía ante la crisis del coronavirus.

El oro al contado ganó 0.6% a 1,953.72 dólares la onza, con un avance de 0.6% en la semana. Los futuros del oro en Estados Unidos se incrementaron 0.6% a 1,962.10 dólares la onza.

El dólar cayó 0.1% frente a sus rivales, haciendo que el oro sea más barato para los compradores que usan otras monedas.

La Reserva Federal prometió mantener las tasas de interés cerca de cero durante mucho tiempo, mientras que EU consideró una propuesta de ley de ayuda al coronavirus de 1.5 billones de dólares.

Las tasas de interés más bajas, que reducen el costo de oportunidad de mantener los lingotes, y las medidas de estímulo generalizadas han ayudado a que el oro gane más del 28% este año.