El oro cerró en alza el miércoles y se mantuvo sobre el nivel de 1,800 dólares, impulsado por la demanda de refugio causada por las crecientes tensiones entre Estados Unidos y China y por el alza de los casos de coronavirus.

El oro al contado ganó 0.2% a 1,811.41 dólares la onza, luego de alcanzar un pico no visto desde el 9 de julio a 1,814.40 dólares. Los futuros del oro en Estados Unidos cerraron prácticamente estables a 1,813.80 dólares.

“Un aumento en los casos confirmados, particularmente en Estados Unidos, las medidas de confinamiento que se están restableciendo y las crecientes tensiones geopolíticas entre Estados Unidos y China han respaldado un vuelo hacia la seguridad en oro”, dijo el analista de Standard Chartered Suki Cooper.

Entre otros metales preciosos, el paladio subió 1% a 1,979.74 dólares la onza y la plata sumó 0.7% a 19.34 dólares.