El oro subió levemente el miércoles, ya que un inesperado aumento de las solicitudes de subsidio de desempleo en Estados Unidos frenó el repunte del día anterior en Wall Street, y el metal precioso rebotó después de una fuerte caída hacia los 1,800 dólares en las sesiones anteriores.

El oro al contado subió 0.1% a 1,806.87 dólares la onza, un día después de haber alcanzado su punto más bajo desde el 17 de julio en 1,800.01 dólares.

Los futuros de oro en Estados Unidos ganaron 0.1% a 1,805.50 dólares.

Los datos de desempleo apoyan al oro “sólo por la creencia de que todavía nos queda un período muy oscuro por delante antes de que superemos esta pandemia”, dijo el analista principal de Kitco Metals, Jim Wyckoff.

Un dólar débil también estimuló el oro al hacerlo más barato para los que tienen otras monedas.