El oro bajó casi 1% el viernes, su mayor caída diaria en un mes, debido a la escalada del dólar, al retroceso del crudo y de otras materias primas, que impulsaron a los inversionistas a liquidar posiciones previo al fin de semana.

El lingote también estuvo afectado por la baja de Wall Street y la caída del euro en más de 1% por los temores a la deuda griega.

El oro al contado cayó a un mínimo de una semana de 1,525.74 dólares la onza y luego cotizó con una baja de 0.7%, a 1,532.14 dólares.

El metal cayó 0.5% en la semana. Pese a las pérdidas de este viernes, el metal subió 5% en las últimas cinco semanas por débiles datos económicos en Estados Unidos.

Los futuros del oro en Estados Unidos para entrega en agosto cerraron con una baja de 13.50 dólares, a 1,529.20 dólares, tras operar entre 1,526.70 y 1,546.50 dólares.

Analistas dijeron que el oro podría extender su caída si lo precios ceden el soporte de 1,524 dólares, nivel en el que se ha sostenido en las últimas tres semanas.

El oro denominado en libras esterlinas, subió a un récord de 951.78 libras la onza.

La plata al contado cayó 3.2%, a 36.32 dólares la onza. Desde mayo, el metal se ha mantenido entre 40 y 45 dólares tras alcanzar un mínimo de 28 años por debajo de 32 dólares en abril.

El euro cayó este viernes, dado que los temores por la deuda griega volvieron a escena y los inversionistas redujeron sus expectativas respecto al ritmo de alzas de tasas de interés del Banco Central Europeo.

El oro se ha mantenido en un rango de 1,520 y 1,555 dólares este mes.

"Tenemos una perspectiva alcista para el oro en el resto de este año, pero no descartaremos un retroceso en los meses de verano (boreal)", dijo el banco suizo UBS en una nota este viernes.

No obstante, el banco de inversión dijo que cualquier corrección sería de corta duración.

UBS recortó su panorama del oro a corto plazo, a un mes, a 1,475 dólares desde 1,500 dólares la onza, anticipando la finalización este mes del programa de compras de bonos de 600,000 millones de dólares de la Reserva Federal de Estados Unidos y por una tradicional pausa estacional.

Sin embargo, elevó la meta a tres meses a 1,600 dólares desde 1,400 dólares.

El platino cayó 0.6%, a 1,825.99 dólares la onza.

El paladio bajó 0.1%, a 812.47 dólares por onza.