El oro operó estable este lunes debido a que la incertidumbre por la deuda de los países de la zona euro contrarrestaron la influencia positiva del dólar débil, mientras que la plata cayó 4% porque los fondos recortaron posiciones alcistas que llevaron al metal a un récord el mes pasado.

El oro al contado cayó 0.2%, a 1,490.80 dólares la onza. El metal precioso subió a un récord de 1,575.79 dólares el 2 de mayo.

El oro estadounidense para junio cerró con baja de 3 dólares, a 1,490.60 dólares la onza, en operaciones entre 1,486 y 1,504.30 dólares.

"Estos problemas en torno a la zona euro se mantienen y deberían resurgir incluso esta semana", dijo Adam Klopfenstein, estratega de mercados de MF Global.

Los ministros de Finanzas de la zona euro aprobaron el lunes el rescate para Portugal por 78,000 millones de euros, pero a cambio pidieron a Lisboa que solicite a sus acreedores privados que mantengan la exposición a la deuda del país.

Las pérdidas del oro fueron limitadas pues el dólar perdió alrededor de 0.5% contra el euro, después de que la reunión de los ministros de Finanzas de la Unión Europea mostró un respaldo a los países afectados por deudas, lo que apuntaló la demanda de la moneda única tras la fuerte ola vendedora de la semana pasada.

La plata bajó 4.4%, a 33,73 dólares la onza. El metal ha perdido alrededor de 30% desde que anotó un récord de 49.51 dólares el 28 de abril.

El paladio ganó 0.8%, a 711.22 dólares la onza.

El platino perdió 6 centavos, a 1,755.99 dólares la onza.