Londres - El oro operaba estable este lunes, tras cuatro sesiones consecutivas de ganancias, a la expectativa de las reuniones que los bancos centrales de Estados Unidos y Europa tendrán esta semana, y en las que se espera que puedan anunciar medidas para impulsar el crecimiento y contener la crisis de deuda.

El metal precioso subió 2.5% la semana pasada, luego de que el presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, se comprometió a hacer lo que sea necesario para resguardar al euro.

Fuentes del BCE dijeron que las medidas en estudio, que van desde la reapertura de un programa de bonos por parte del BCE hasta un alivio cuantitativo o la impresión de dinero para impulsar el precio de los activos, tardarían al menos cinco semanas.

Una serie de débiles indicadores económicos en Estados Unidos también han incrementado las expectativas en que la Fed explore nuevas herramientas para impulsar el crecimiento.

La Fed finalizará su reunión de política monetaria el miércoles, mientras que el BCE y el Banco de Inglaterra tendrán sus encuentros el jueves.

El oro al contado subía 56 centavos, a 1,623.40 dólares la onza a las 1857 GMT.

Los futuros del oro en Estados Unidos para entrega en agosto avanzaron 1.7 dólares la onza a 1,619.70 dólares.

La plata subió 1.7%, a 28.21 dólares la onza.

El platino al contado avanzó 0.8%, a 1,413.98 dólares la onza.

El paladio al contado trepo 2.0%, a 583.78 dólares la onza.

Rob