Nueva York - El oro subió casi 1% este viernes ante la caída del dólar y el alza de las acciones tras un dato que mostró que la economía estadounidense sumó más empleos que lo esperado en julio, pese a que el aumento del desempleo alentó expectativas de que la Fed lance nuevas medidas de estímulo.

Pese al avance diario, el oro anotó su mayor descenso semanal en seis semanas.

Los inversionistas vendieron oro esta semana cuando la Fed culminó una reunión de política monetaria sin anunciar nuevas medidas de estímulo, aunque refirió que podría estar en marcha cierto apoyo si la economía no repunta.

El oro al contado ganó 0.9%, a 1,603.30 dólares la onza.

Los futuros de oro estadounidenses para diciembre cerraron con ganancias de 18.60 dólares, a 1,609.30 dólares.

El Departamento del Trabajo de Estados Unidos reportó que los empleadores crearon la mayor cantidad de empleos en cinco meses en julio, lo que impulsó la confianza de inversores.

El reporte alentó una escalada de 2% en Wall Street y un avance en los precios de las materias primas liderado por el petróleo.

Al mismo tiempo, la tasa de desempleo aumento a 8.3%, respecto a 8.2% en junio, lo que inspiró esperanzas de que la Fed lanzaría una tercera ronda de alivio monetario para mantener bajas las tasas de interés.

El oro perdió 1.2% esta semana. El lingote borró la mayoría de las ganancias obtenidas después de que el Banco Central Europeo no ofreció nuevas medidas de estímulo tras un compromiso previo de su presidente, Mario Draghi, de hacer lo necesario para impulsar al euro.

La plata ganó 2.3%, a 27.73 dólares la onza.

El platino al contado avanzó 1.7% a 1,400.49 dólares la onza.

El paladio subió 2% a 576.25 dólares la onza.

Rob