El oro subió el miércoles a un máximo de casi cuatro semanas ante el retroceso del dólar desde su mayor nivel en 14 años, registrado en la sesión previa, y un incremento de la demanda física en China e India.

Al contado, el oro avanzó a máximos no vistos desde el 9 de diciembre de 1,167.83 dólares la onza y se negociaba con un alza de 0.2%, a 1,161.2 dólares la onza.

En tanto, los futuros del oro en Estados Unidos ganaron 0.3%, a 1,165.30 dólares la onza.

Las tenencias en el SPDR Gold Trust GLD, el mayor fondo de activos en oro cotizados en bolsa, bajaron 1%, a 813.87 toneladas, el martes. Las posiciones en oro han declinado 14% desde el resultado de las elección presidencial de Estados Unidos en noviembre.

El Índice Dólar retrocedió el miércoles desde máximos de 14 años alcanzados en la sesión anterior, luego de datos sobre la actividad manufacturera de Estados Unidos que el martes superaron las expectativas de los mercados.

Un dólar más débil eleva la demanda por materias primas que cotizan en el billete verde debido a que las hace más baratas para los tenedores de otras monedas.

Los precios del oro mantuvieron sus ganancias después de que las minutas de la reunión de diciembre de la Reserva Federal mostraron que casi todos los funcionarios estimaron que la economía de Estados Unidos podría crecer más rápido debido a los planes de estímulo fiscal del gobierno del presidente electo Donald Trump.

Sin embargo, muchos funcionarios también destacaron que hay una incertidumbre de fondo en torno a los efectos de las potenciales políticas fiscales , dijo Royce Mendes, director de CIBC Capital Markets en Toronto.

En conjunto, eso hizo que los miembros concordaran en que un camino de alzas graduales sigue siendo apropiado por ahora , agregó.

Entre otros metales preciosos, la plata subió 0.31%, a 16.32 dólares la onza y el platino perdió 0.09%, a 936.25 dólares la onza tras tocar un máximo de cuatro semanas de 950.10 dólares.

En tanto, el paladio ganó 4.7%, a 742.60 dólares la onza.