Los precios internacionales del oro subieron el jueves a máximos de cuatro meses ante la creciente esperanza de que los bancos centrales alrededor del mundo apliquen nuevas medidas de estímulo monetario para aliviar las presiones en la economía y los mercados.

Los futuros del oro con entrega en diciembre ganaron 2% o 32.30 dólares y concluyeron en 1,672.10 dólares por onza, su mayor nivel desde mediados de abril, según datos del Chicago Mercantil Exchange (CME).

Al contado, la onza del metal precioso concluyó con una cotización de 1,668.70 dólares, lo que significó un avance diario de 0.9 por ciento.

El oro se está movimiento a la alza ante la noción de una tercera ronda de alivio cuantitativo , dijo al Wall Street Journal, Matt Zeman, operador y estratega de Kingsview Financial.

El movimiento alcista viene desde media semana, cuando las minutas de la reunión de agosto de la Reserva Federal estadounidense (Fed) alimentaron las expectativas de una pronta implementación de una tercera ronda de alivio cuantitativo.

Los alivios monetarios podrían generar presiones inflacionarias en Estados Unidos, un contexto que usualmente aumenta la demanda de metales preciosos como una cobertura de inversión.

El metal dorado repuntó 70% entre diciembre del 2008 y junio del 2011, cuando la Fed bajó las tasas de interés a mínimos históricos y compró 2.3 billones de dólares en deuda en dos rondas.

Zeman agregó que el movimiento de ayer fue una clara ruptura para la cotización del metal luego de varios meses dentro de un rango estrecho y no descartó que se pudieran ver cotizaciones de 1,700 dólares en el corto plazo.

Pero las posibilidades de una nueva ronda de estímulos monetarios en Estados Unidos no actuaron por sí mismas sobre el oro y otros metales preciosos, lo hicieron a través del dólar.

El índice dólar, que mide el desempeño de la divisa estadounidense frente a sus seis principales contrapartes, retrocedió 0.27% el jueves, prolongando la caída que ha visto a lo largo del mes.

En lo que va de agosto, el dólar ha perdido 1.7 por ciento. De acuerdo con Julian Jessop, economista global en jefe de Capital Economics: El impacto de una tercera ronda de alivio cuantitativo podría estar ya significativamente descontado por el mercado cambiario .

Otros metales también tuvieron una buena jornada. Los futuros de la plata subieron 90 centavos o 3.1% para situarse en 30.46 dólares por onza, su mejor nivel en tres meses.

IPC PIERDE LOS 40,000 PUNTOS

El principal índice bursátil del mercado mexicano cerró por debajo de los 40,000 puntos por primera vez desde principios de julio, en medio de un entorno de débiles cifras manufactureras en Europa y China.

El IPC cayó 0.37% en 39,879.01 puntos, su cierre más débil desde el pasado 9 de julio y su sexta jornada a la baja. Los títulos de América Móvil y Cemex lideraron el descenso con caídas de 0.54 y 2.34%, respectivamente. El siguiente piso del IPC son los 39,800 puntos, según estimaciones de Monex.

El resto de los mercados bursátiles también cerró a la baja. En Wall Street, el Dow Jones cayó 0.88%; el S&P, 0.81%, y el Nasdaq 0.66 por ciento. Mientras que en Europa el índice Stoxx 600 retrocedió 0.6%, mientras se espera la petición formal de rescate de España y con nuevas dudas sobre Grecia.

ana.valle@eleconomista.mx