Londres - El oro bajaba este miércoles y se encaminaba a su primer retroceso de cuatro días consecutivos desde agosto por un debilitamiento del euro, al tiempo que crecían las preocupaciones sobre las economías periféricas de la zona euro junto a inquietudes más amplias sobre la economía global.

El oro al contado, presionado en general por un dólar más fuerte, caía 0.2% a 1,761.16 dólares la onza, con lo que se ubicaba cerca de un mínimo en 10 días.

Los futuros estadounidenses del oro bajaban a 1,761.80 dólares.

Los inversionistas se aferraban al dólar, que se mantenía cerca de un máximo de un mes frente a una canasta de divisas, con una creciente ansiedad por la falta de plazos claros para un rescate de España.

Un funcionario del Fondo Monetario Internacional dijo este miércoles que el organismo estaba alentado por los intentos de España por reducir de déficit fiscal.

Jose Viñals, director del departamento de mercados monetarios y de capitales del FMI, agregó que la decisión de aceptar el plan de compra de bonos recientemente anunciado por el Banco Central Europeo está en manos de las autoridades españolas.

Además, el FMI recortó su pronóstico del crecimiento global para el 2012 a 3.3% frente a una estimación anterior de 3.5% y predijo una contracción en la zona euro de 0.4 por ciento.

El platino al contado bajaba 0.8% a 1,676.20 dólares la onza.

El paladio, que se usa en conversores catalíticos, retrocedía 0.5% a 648.00 dólares.

La plata subía 0.2% a 33.91 dólares la onza.

Rob