Los precios del oro cotizaron con pocos cambios el viernes, ya que las preocupaciones por el número acelerado de contagios de coronavirus en el mundo fueron contrarrestadas por un aumento del apetito por el riesgo generado por datos económicos positivos de China y Estados Unidos.

El oro al contado se negoció mayormente estable en 1,775.06 dólares la onza. En tanto, los futuros del oro de Estados Unidos perdieron un 0.2% a 1,78730 dólares la onza.

La mayoría de los mercados estadounidenses permanecieron cerrados el viernes por el feriado del Día de la Independencia.

Los precios del oro probablemente cotizarán en un rango acotado, pero siguen transándose sobre un soporte de 1,750 dólares la onza.

Los contagios de coronavirus en el mundo continuaron incrementándose hasta superar los 11 millones de personas, según un recuento de Reuters, mientras que Estados Unidos registró otro récord diario mundial de infecciones el jueves pasado.