Londres- El oro se mantenía estable este jueves por sobre los 1.690 dólares la onza, en medio de la cautela de los inversionistas luego de que el Banco Central Europeo dejó sin cambios sus tasas de interés, tal estaba previsto, y por la incertidumbre sobre las negociaciones para evitar una crisis fiscal en Estados Unidos.

La confianza en el oro menguó este mes luego de que el metal no lograra superar los 1,730 dólares la onza en noviembre. Un panorama técnico débil llevó los precios a mínimos de un mes el miércoles y por debajo de su promedio móvil de 100 días por primera vez desde agosto.

El oro al contado operaba en 1,694.64 dólares la onza a las 1522 GMT, con pocos cambios desde los 1,693.41 dólares la onza del miércoles.

Los futuros del oro en Estados Unidos para entrega en diciembre subían 0.29%, a 1,698.70 dólares la onza.

Las acciones europeas se mantenían cerca de máximos en el año, mientras que el euro ampliaba sus pérdidas contra el dólar para cotizar bajo los 1.30 dólares, luego de que los comentarios del presidente del BCE, Mario Draghi, avivaran expectativas de un recorte en las tasas de interés.

Los inversionistas de oro aguardaban los datos de nóminas no agrícolas el viernes y la reunión de política de la Reserva Federal de la próxima semana, así como señales más claras sobre cómo Estados Unidos abordará las negociaciones sobre un "precipicio fiscal".

El "precipicio fiscal" es una combinación de recortes del gasto público y alzas de impuestos que comenzará a regir el primer día del 2013. El ajuste podría recortar el déficit del presupuesto federal, pero también llevar la economía a una recesión.

La plata subía 0.73%, a 33.08 dólares la onza.

El platino subía 0.67%, a 1,586.5 dólares la onza.

El paladio ganaba 1.44%, a 692.3 dólares la onza.