El oro al contado ganó 0.70%, a 1,755.80 dólares la onza, su mejor nivel desde el 16 de noviembre, en línea con el avance de los mercados accionarios, luego de conocer un dato de empleo semanal favorable en Estados Unidos.

Mientras, los futuros para entrega en abril ganaron 0.54% a 1,759.30 dólares la onza. Por otra parte, la plata subió 1.6%, a 34.23 dólares la onza.

El anuncio de la Reserva Federal sobre mantener su tasa de interés en niveles mínimos hasta por lo menos el 2014, ha sido el factor fundamental para el avance del metal en la última semana.

No obstante, pese a que en lo que va del año acumula una alza de 12.20%, parece que su tendencia a seguir a los activos de riesgo no ha perdido fuerza, de tal manera que si éstos comienzan a descender, el metal replicaría ese comportamiento.

En este contexto, especialistas indicaron que si hoy la cifra de empleo mensual de Estados Unidos resulta decepcionante, el oro perdería impulso.

Richard Hastings, estratega del banco de inversiones Global Hunter Securities, dijo: Si los datos de empleo no agrícola son decepcionantes, podríamos ver un traslado de corto plazo a los valores en dólares. Eso tiende a crear una corrección en las acciones y en los metales preciosos .

SE AMPLÍA BRECHA ENTRE BRENT Y WTI

El crudo Brent siguió con su escalada y ayer ganó 0.46% a 112.07 dólares por barril, impulsado por la constante tensión generada por Irán y los aliados occidentales.

Contrario a lo anterior, el WTI perdió 1.28% a 96.36 dólares, su nivel más bajo desde el 20 de noviembre, afectado aún por un alza mayor a la esperada en los inventarios semanales de petróleo en Estados Unidos y una fuerte caída en la demanda por gasolina.

De esta manera, la brecha entre los precios del Brent y el WTI se amplió a 15.71 dólares, un máximo de casi tres meses.