Los precios del oro cayeron el jueves a mínimos en más de un año, después de que la evaluación optimista de la economía de Estados Unidos por parte de la Reserva Federal y nuevas tensiones comerciales entre Washington y Pekín contribuyeron a una apreciación del dólar.

El oro ha perdido 11% desde abril porque un alza de las tasas de interés en Estados Unidos y la percepción de que las guerras comerciales dañarán a la principal economía del mundo menos que a otros países han hecho que el dólar tome ventaja ante sus pares.

“Se supone que habrá negociaciones honestas entre Estados Unidos y China (...) Por lo tanto, con la economía animada y alzas de las tasas de interés garantizadas en el futuro, el precio del oro seguirá deprimido”, escribió en una nota Miguel Pérez-Santalla, vicepresidente de Heraeus Metal Management.

La apreciación del dólar daña al oro porque el metal se vuelve más costoso para los compradores que tienen otras divisas. Asimismo, rendimientos más altos de los bonos del Tesoro hacen que el oro, que no rinde intereses, sea menos atractivo para los inversionistas