Los precios del oro subieron el lunes a máximos en más de cinco semanas luego de que Estados Unidos dijo que expulsaría a 60 diplomáticos rusos, provocando que los inversores se vuelquen a activos considerados seguros.

Estados Unidos se plegó a gobiernos de Europa que están tomando acciones contra Rusia luego del ataque con un agente neurotóxico contra un exespía ruso en Reino Unido.

El oro, considerado una reserva de valor en tiempos de incertidumbre política y financiera, subió a su nivel más alto desde el 16 de febrero, en 1,355.97 dólares.

En las últimas operaciones, el oro al contado subió 0.6%, a 1,354.62 dólares por onza, mientras que los futuros del oro en Estados Unidos para entrega en abril ganaron 5.10 dólares, o 0.4%, a 1,355 dólares por onza.

“Yo atribuiría la subida del oro por la tarde a los sucesos políticos (...) Uno esperaría que los rusos tomen represalias”, dijo el consultor de Quantitative Commodity Research, Peter Fertig.

El fantasma de una guerra comercial global, sin embargo, parecía estar alejándose luego de que Estados Unidos y Corea del Sur acordaron revisar un pacto comercial, logrando un mejor acceso de mercado para las automotrices estadounidenses y la imposición de cuotas para las siderúrgicas surcoreanas, que evitaron la imposición de aranceles.