El oro se mantuvo cerca de sus máximos de dos semanas el jueves, porque datos del Producto Interno Bruto, solicitudes de beneficios por desempleo y actividad regional en Estados Unidos dejaron sin cambios la opinión de los operadores sobre la economía y ante la estabilidad del dólar.

El oro al contado ganó 0.06%, a 1,266.35 dólares la onza, avanzando por quinta sesión consecutiva y alcanzando más temprano su máximo nivel desde el 6 de diciembre de 1,268.26 dólares. Los futuros del oro en Estados Unidos cerraron con un alza de 0.08%, a 1,270.60 dólares la onza.

“El oro no ha podido superar el nivel de 1,270 dólares, lo que sugiere que los participantes del mercado podrían estar cautos para tomar grandes posiciones a medida que nos acercamos al fin de año”, dijo el analista de Mitsubishi Jonathan Butler.

El paladio al contado , en tanto, subió y tocó brevemente sus máximos desde febrero del 2001 a 1,038.99 dólares la onza antes de reducir el avance a 1.1% en 1,036.15 dólares.

El paladio se encamina a cerrar el año con una escalada de más de 50% ante expectativas de un cambio en la demanda desde el diesel a gasolina en automóviles, que utilizan el metal en sus convertidores catalíticos.

Entre otros metales preciosos, la plata bajó 0.5%, a 16.09 dólares la onza, luego de subir a un máximo de dos semanas de 16.26 dólares en la sesión previa.

El platino, en tanto, perdió 0.4%, a 914.80 dólares la onza, luego de alcanzar su máximo nivel desde el 5 de diciembre en la sesión previa.