El oro cerró el viernes con pocos cambios, borrando sus pérdidas iniciales, luego de que los mercados bursátiles y los retornos de los bonos de Estados Unidos cayeron; sin embargo, anotó su primera baja semanal debido a que los inversionistas tomaron ganancias tras el repunte de esta semana a máximos de dos meses.

En la semana, el oro bajó 1.52 por ciento, El oro al contado ganó 0.23%, a 1,191.21 dólares la onza el viernes , mientras que los futuros del oro en Estados Unidos para entrega en febrero cayeron 0.1 dólares, a 1,188.40 dólares la onza.

El dólar subió 0.2% frente a una cesta de divisas, manteniéndose en territorio positivo a pesar de datos que mostraron que el crecimiento de la economía de Estados Unidos se desaceleró más de lo esperado en el cuarto trimestre.

Eso alejó más al oro del máximo de 1,219.59 dólares la onza que alcanzó el martes y puso fin a una racha de cuatro semanas de ganancias, debido a que el lingote anotó un retroceso semanal de 1.6 por ciento.

Cambió de tendencia y subió porque las acciones cayeron , dijo Bob Haberkorn, estratega de mercado de RJO Futures en Chicago. Creo que esto podría durar poco. La próxima semana tenemos noticias de la Fed y el reporte de empleo de enero (el viernes) , agregó.

La Reserva Federal realizará una reunión de dos días en la semana y divulgará un comunicado el miércoles.

El dólar ahora es una gran influencia sobre el oro, así que eso está detrás del movimiento actual , dijo Hamza Khan, analista de ING. Pero creo que las semanas de ganancias que hemos tenido son un mayor indicativo, que esta caída podría deberse sólo a gente tomando algunas ganancias y esperando la reunión de la Fed antes de retomar posiciones largas , agregó.

Entre otros metales preciosos, la plata ganó 2.1%, a 17.11 dólares la onza. El platino subió 0.9%, a 982.10 dólares la onza. En tanto, el paladio subió 2.8%, a 741.40 dólares, luego de que tocó su menor nivel desde el 4 de enero, a 708.97 dólares.