Los precios del oro se mantuvieron por encima del nivel clave de 1,800 dólares el martes, respaldados por la preocupación ante un aumento de los casos de coronavirus en el mundo, ya que muchas regiones restablecieron los controles para restringir el brote.

El oro al contado ganó 0.4%, a 1,809.83 dólares la onza, mientras que los futuros del oro en Estados Unidos cotizaron casi sin cambios en 1,813.40 dólares.

“Se anticipa que habrá más cierres generalizados, lo que está atrayendo a la gente hacia el oro para protegerse de la incertidumbre”, dijo Jeffrey Sica, fundador de Circle Squared Alternative Investments.

“Habrá una alta probabilidad de que veamos a la Reserva Federal de Estados Unidos no sólo continúe con los programas de estímulo económico, sino que en algunos casos los acelere, lo que ayuda a los precios del oro de manera significativa”, agregó.