El Oro cotizó con pocos cambios el miércoles, pero se mantuvo sobre los mínimos de 10 meses y medio tocados la semana pasada, ya que un retroceso del dólar del máximo de 14 años en la sesión previa generó compras tras la fuerte caída del metal precioso.

El oro cedió ganancias previas a medida que el dólar se alejaba de mínimos de la sesión contra una canasta de seis importantes monedas.

El oro ha sufrido el fuerte impacto de la apreciación del dólar, tras la elección presidencial de noviembre en Estados Unidos y el mensaje más restrictivo de la Reserva Federal sobre su política monetaria, después de que elevó las tasas de interés la semana pasada por segunda vez en una década.

El oro al contado bajó 0.06%, a 1,131.11 dólares la onza, tras subir hasta 1,137.12 dólares. En tanto, los futuros del oro en Estados Unidos para entrega en febrero perdieron 0.04%, a 1,133.20 dólares la onza.

La Fed, que elevó las tasas de interés la semana pasada, prevé tres aumentos el próximo año.

El oro es altamente sensible a las alzas de las tasas en Estados Unidos, debido a que elevan el costo de oportunidad de tener al lingote, al tiempo que impulsan al dólar, la divisa en la que cotiza el metal precioso.

Entre otros metales, la plata perdió 0.9%, a 15.93 dólares la onza, mientras que el platino bajó 0.1%, a 914.80 dólares la onza.

El paladio cedió 1.05%, a 657 dólares la onza, luego de tocar un mínimo nivel en seis semanas de 652.80 dólares la onza.