El precio del oro cerró por segunda semana consecutiva con una ganancia semanal de 2.14%, al ubicarse en 1,197 dólares por onza, alcanzando a cotizar por primera vez desde noviembre por encima de los 1,200 dólares por onza.

De acuerdo con analistas de Banco Base, el aumento en el precio del oro se debió a cuatro razones: la primera por el incremento en la demanda del commodity como activo refugio ante un aumento en la incertidumbre geopolítica.

La segunda por el incremento en la demanda del metal derivado de las celebraciones del año nuevo en China del viernes 29 de enero al jueves 2 de febrero, y a la incertidumbre en torno a la nueva administración estadounidense.

Además del debilitamiento del dólar estadounidense, luego de que la primera conferencia de Donald Trump después de las elecciones careció de cualquier explicación sobre su política económica y fiscal.

Por su parte, la plata avanzó 1.96% para ubicarse en la semana en 16.81 dólares por onza, mientras que el cobre cerró con una ganancia de 5.65%, al cotizar en 5,883.75 dólares por tonelada métrica.

[email protected]