Los precios del oro cayeron más de 1% el martes, debido a que el fin de los confinamientos para contener al coronavirus en muchos países generó esperanzas de una recuperación económica e impulsó el apetito por el riesgo.

El oro al contado cayó 1.1% a 1,710.95 dólares, tras haber tocado un mínimo del 13 de mayo de 1,708.47 dólares la onza, mientras que los futuros del oro en Estados Unidos cerraron con una baja de 1.7% a 1,705.60 dólares.

“Hay una toma de riesgo en el mercado que impulsa la reversión de los flujos de refugio (del oro)”, dijo Daniel Ghali, estratega de materias primas de TD Securities.

Las acciones estadounidenses subieron porque los inversionistas estaban más optimistas por las reaperturas de comercios y una posible vacuna contra el coronavirus.

“Una baja a menos de 1,700 dólares podría abrir las puertas a 1,680 dólares por onza de oro”, dijo el analista de FXTM Lukman Otunuga.