El oro cayó el viernes ya que un alza de las acciones redujo los flujos hacia el lingote, que de todas formas cerró su quinta ganancia semanal consecutiva tras escalar a su mayor nivel en casi nueve años debido al aumento de las infecciones por Covid-19.

El oro al contado bajó 0.3% a 1,797.85 dólares la onza, con un avance acumulado del 1.4% en la semana y tras tocar el miércoles su máximo desde septiembre de 2011, a 1,817.71 dólares.

Los futuros del oro en Estados Unidos cerraron con una pérdida de 0.1% a 1,801.9 dólares la onza.

“El oro ha subido bastante en la última semana en conjunto con flujos exponenciales hacia los ETF (fondos que cotizan en bolsa respaldados en oro)”, dijo George Gero, director gerente de RBC Wealth Management.

En otro metales preciosos, la plata cotizó con pocos cambios a 18,66 dólares la onza.