NUEVA YORK/LONDRES.- El oro tocó su menor nivel en seis semanas el martes y cayó por debajo de su precio soporte de 1,200 dólares la onza, por un alza en las acciones y pese a que el dólar retrocedió.

El oro al contado cayó a un mínimo de sesión de 1,189.30 dólares la onza, frente a los 1,206.95 dólares al cierre del lunes en Nueva York.

Los futuros del oro estadounidense para entrega en agosto perdieron 12.60 dólares, o 1%, para cerrar en 1,195.10 dólares la onza, el cierre más bajo desde el 21 de mayo.

El oro fue inicialmente la única materia prima en registrar pérdidas el martes, luego de que la escalada en el mercado bursátil alentó el apetito por el riesgo que llevó a inversores a comprar en otros mercados y vender el metal.

Mercados como el petróleo, la soja y el azúcar, que subían al inicio de la sesión, terminaron luego con bajas al cierre, debido a que la atención de los inversionistas volvió a los bajos números de empleo en Estados Unidos del viernes.

Las acciones de Wall Street, que había saltado en la apertura, también recortaron ganancias después.

El dólar retrocedió también, tocando un mínimo de un mes y medio contra el euro y de casi dos meses frente a una cesta de otras monedas.

El metal dorado a menudo fluctúa conjuntamente con el euro y en dirección opuesta al dólar, pero esa relación se ha quebrantado varias veces este año en volátiles sesiones alentadas por temores sobre la economía mundial.

"Esta es una corrección saludable para el mercado. Creo que cuando termine este movimiento caeremos de nuevo en un patrón más normal donde el oro escalará una vez más frente a un dólar más débil", dijo Frank McGhee, operador de metales preciosos de Integrated Brokerage Services, en Chicago.

Analistas dijeron que datos iniciales sobre solicitudes de desempleo en Estados Unidos para julio el jueves, está previsto que den dirección al dólar, el oro y otras materias primas.

En el largo plazo, la incertidumbre sobre la dirección de la economía mundial y otros factores siguen siendo vistos de soporte para el oro, con muchos analistas todavía viendo al metal terminar el año a niveles récord sobre los 1,300 dólares la onza.

La plata se negoció en 17.65 dólares la onza, frente a 17.75 dólares, el platino operó en 1,482.50 dólares la onza contra 1,506.50 dólares y el paladio se cotizó en 426 dólares respecto a 428 dólares.