Londres - El oro retrocedió este viernes y se aprestaba a anotar su mayor pérdida semanal en dos meses, aunque los precios aún se mantenían cerca de sus recientes máximos de 11 meses debido a que parte de los mercados buscaba claridad sobre la posibilidad de que España pida un rescate para ordenar sus finanzas.

El oro al contado caía 0.1% a 1,766.24 dólares la onza. Los futuros del oro en Estados Unidos también retrocedían a 1,768.0 dólares.

La agencia Standard & Poor's recortó la calificación crediticia de España en un escalón casi a nivel de basura, mientras que el ministro de Economía dijo que no había resistencia política en la zona euro a un pedido de rescate.

El lingote, que es visto como un refugio ante la inflación, pasó brevemente a terreno positivo porque los inversionistas reaccionaron a datos de Estados Unidos sobre una aceleración mayor a lo esperado en los precios al productor en septiembre.

Sin embargo, el metal precioso regresó a sus niveles previos y parecía estar cerca de registrar un declive semanal de 0.8%, su mayor caída semanal desde el 5 de agosto.

Entre otros metales, el platino bajaba 0.4%, a 1,668.24 dólares la onza.

El paladio caía 0.9%, a 657.81 dólares la onza.

La plata bajaba a 33.79 dólares y se encaminaba a anotar un retroceso semanal de 2 por ciento.

Rob