Los precios del oro caían hacia 1,630 dólares la onza en Europa este lunes ya que unos datos que mostraron que el sector manufacturero alemán se contrajo al ritmo más veloz en casi tres años en abril golpearon al euro.

Pero los movimientos eran tenues, antes del encuentro que sostiene esta semana la Reserva Federal de Estados Unidos.

El metal estaba extendiendo las pérdidas de 2% que acumula en lo que va del mes, en paralelo con un retroceso del euro.

La moneda única enfrenta una fuerte presión por las preocupaciones sobre la deuda de la zona euro, particularmente la de España.

El oro al contado bajaba 0.6% a 1,632.04 dólares la onza a las 0925 GMT.

Los futuros del oro estadounidense para junio disminuían 9.90 dólares la onza a 1,632.90 dólares.

"Estamos atrapados entre dos factores opuestos", dijo un analista de Credit Suisse, Tobias Merath.

"Por un lado, tenemos una baja de los rendimientos de los bonos de Estados Unidos, lo que suma cierto respaldo, pero las preocupaciones por Europa limitan la subida porque la situación europea alberga el potencial para llevar a un deterioro de las condiciones de liquidez", agregó.

"Como vimos a fines del año pasado, el oro es una cobertura contra todo tipo de crisis pero no contra un problema de liquidez, cuando la gente liquida activos para conseguir efectivo. En ese ambiente, también venden oro", sostuvo.

La plata caía 1.3% a 31.25 dólares la onza.

El platino descendía 0.6% a 1,563.74 dólares la onza.

El paladio perdía 1.1% a 663.97 dólares la onza.