El oro cayó el viernes, debido a que un alza en los retornos de los bonos del Tesoro y el índice dólar hizo que los inversionistas se alejaran del lingote, pero pese a este movimiento terminó la jornada sumando un avance semanal por primera vez en cuatro semanas.

El oro al contado bajó 0.5% a 1,712.50 dólares la onza. El metal se había desplomado hasta un mínimo de nueve meses de 1,676.10 dólares el lunes. En la semana, avanzó 0.8 por ciento.

En tanto, los futuros del oro en Estados Unidos cayeron 0.7% a 1,709.60 dólares.

El rendimiento de los bonos del Tesoro a 10 años volvieron a subir hacia un pico de más de un año alcanzado el 5 de marzo, incrementando el costo de tener oro, mientras que el dólar rebotó 0.5 por ciento. Los inversionistas tendrán su vista puesta en la reunión de esta semana de la Reserva Federal a la espera de conocer la orientación de su política monetaria.