Los precios del oro bajaron el jueves, ya que los inversionistas compraron activos más riesgosos en vez de la seguridad del lingote, por las expectativas que alienta una nueva ronda de negociaciones comerciales entre Estados Unidos y China.

El oro al contado bajó 0.30%, a 1,201.87 dólares por onza, después de alcanzar su mayor nivel desde el 28 de agosto a 1,212.49 dólares. En la sesión previa, registró su mayor avance diario desde el 24 de agosto, con un alza de 0.7 por ciento.

Mientras, los futuros del oro en Estados Unidos para entrega en diciembre cerraron con una pérdida de 2.70 dólares, o 0.2%, a 1,208.20 dólares la onza.

El Índice Dólar bajó ante una canasta de monedas después de datos que mostraron que los precios al consumidor en Estados Unidos se incrementaron menos de lo esperado en agosto, lo que moderaba las expectativas de una aceleración de la inflación local.

Un dólar más débil abarata al oro —denominado en dicha moneda— para tenedores de otras divisas, pero dicha correlación se rompió.

Los precios del lingote han caído cerca de 12% desde un máximo en abril, en medio de la intensificación de las tensiones comerciales y bajo presión por las alzas de tasas de interés en Estados Unidos.

Entre otros metales preciosos, la plata cotizó estable a 14.21 dólares por onza, mientras que el platino avanzó 0.3%, a 800.74 dólares, y el paladio ganó 0.9% a 983.50 dólares la onza.

Cobre al alza

El cobre subió a su nivel más alto en dos semanas, después de que China indicó que recibía bien una invitación de Estados Unidos para realizar una nueva ronda de negociaciones.

El cobre referencial en la Bolsa de Metales de Londres (LME) avanzó 0.6%, a 6,033 dólares por tonelada, luego de tocar su nivel más alto desde el 30 de agosto a 6,074 dólares.

El cobre disponible al mercado en almacenes registrados en la LME disminuyó en 7,900 toneladas, a 142,525 toneladas, y ha bajado cerca de 60% respecto al máximo del 2018 de marzo.

El contrato de cobre más negociado en la Bolsa de futuros de Shanghai, a noviembre, subió 2.2%, su nivel más alto en dos semanas.