El oro cayó este miércoles debido al avance del índice del dólar y después de que el presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, no dio indicios de que se esté considerando algún estímulo monetario adicional, aunque reconoció una desaceleración económica.

El oro al contado bajó 0.5%, a 1,534.64 dólares la onza. El lingote tocó un récord de 1,575.79 dólares la onza el 2 de mayo.

Los futuros de oro estadounidense para agosto cerraron con baja de 5.30 dólares, a 1,538.70 dólares la onza, tras operar en un rango entre 1,531.80 y 1,547.40 dólares.

Los inversionistas del lingote se mostraron decepcionados ante la incertidumbre en torno a si la Fed se embarcará en una tercera ronda de compra de bonos del Gobierno.

El oro ha subido 5% en las últimas tres semanas, en medio de sombríos datos económicos en Estados Unidos, incluyendo un débil reporte de empleos.

"Sabemos que la economía es más débil de lo que la Fed hubiese querido", dijo Axel Merk, de Axel Investments.

"Pero es muy pronto para otra ronda de alivio monetario y eso se refleja en el mercado", agregó.

La segunda ronda de estímulo monetario, en la que el banco central compró 600,000 millones de dólares en bonos del Gobierno para estimular el crecimiento económico, expira a fines de junio.

La plata perdió 1.4%, a 36.60 dólares la onza.

Pese a la recuperación del dólar el miércoles, en el largo plazo, la debilidad de la moneda apuntalaría al oro, con la Fed aún sin mostrar signos de querer revertir su política de bajas tasas de interés.

El dólar subió este miércoles ante la búsqueda de activos seguros por el temor de que la desaceleración de la economía estadounidense pueda estancar el crecimiento global.

El lingote ignoró las sólidas ganancias del petróleo después de que la OPEP no logró un acuerdo para elevar la producción, aumentando los temores a una escasez del suministro este año y a un repunte de los precios que podría dañar la expansión global.

El platino cedió 0.6%, a 1,817.70 dólares la onza.

El paladio perdió 0.5%, a 800.10 dólares por onza.