El oro perdió más de 1% el miércoles tras superar el nivel de 1,600 dólares por onza por primera vez en casi siete años, luego de los comentarios del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, que aliviaron el temor sobre un conflicto mayor con Irán.

El oro al contado cayó en torno a 1%, a 1,559.22 dólares por onza, durante la tarde.

Los precios del metal se habían disparado anteriormente en la sesión a 1,610.90 dólares, su nivel más alto desde marzo del 2013.

Los futuros del oro en Estados Unidos bajaron 0.9%, a 1,560.20 dólares por onza.

Trump dijo que los ataques de misiles iraníes a bases militares en Irak no habían herido a ningún estadounidense y que Teherán parecía estar tratando de reducir el conflicto.

Anteriormente en la sesión, el precio del oro subió hasta 2.4% después de que Irán tomó represalias contra Estados Unidos por el ataque con aviones no tripulados que mató a un militar iraní de alto rango la semana pasada, el cual provocó temores de una nueva guerra en Medio Oriente.

El oro es un activo muy buscado por los inversores en tiempos de incertidumbre política y económica. Se le llama el activo de refugio por excelencia en momentos en que inversionistas se alejan de la volatilidad.

“Aunque las hostilidades parecen haber terminado, al menos por ahora, la situación podría volver a escalar fácilmente en un muy corto plazo”, dijo Edward Meir, analista de ED&F Man Capital Markets.

En otros metales preciosos, el paladio extendió su recuperación y subió 2.6%, a 2,104.95 dólares la onza, cerca del máximo histórico de 2,108.81 dólares que registró anteriormente en la sesión. El platino disminuyó 1.4%, a 957.02 dólares por onza, mientras que la plata cayó 1.3%, a 18.15 dólares la onza.