Londres/Nueva York - El oro cayó este lunes, ampliando las pérdidas de la sesión previa y anotando su mayor descenso de dos días desde agosto, debido a que los compradores se mantuvieron cautos en torno al panorama para los metales preciosos tras un alentador reporte laboral en Estados Unidos la semana pasada.

El dólar se recuperó de mínimos de dos semanas contra el euro, dado que los inversionistas se centraron en la probabilidad de una recuperación económica mayor en Estados que en Europa y Asia en el corto plazo, reduciendo el alcance de nuevas medidas de estímulo en el país norteamericano que apuntalaron al oro recientemente.

El oro al contado cedió casi 0.4%, cerca de 1,780 dólares la onza y ampliando el descenso del viernes de 0.5 por ciento.

El declive del oro de casi 1% desde el cierre del jueves representa el mayor retroceso del metal en dos días desde agosto, mostraron datos de Thomson Reuters.

Los futuros del oro estadounidense para diciembre cerraron con pérdidas de 0.3%, o 5.10 dólares, a 1,775.70 dólares la onza.

El oro ha subido más de 13% en valor en lo que va del año y se encamina a su décimo segundo año consecutivo de ganancias.

Los optimistas del mercado prevén que el lingote superará los 1,800 dólares la onza en los próximos meses, impulsado por el atribulado crecimiento económico global o por la debilidad económica en Estados Unidos.

La plata bajó 1.4%, a 33.98 dólares la onza.

El platino cayó 0.9%, a 1,689 dólares la onza.

El paladio perdió 0.5% a 653.47 dólares la onza.

ros