El oro cayó el viernes por el fortalecimiento del dólar frente a una canasta de monedas tras un reporte de que el ritmo de creación de empleos en Estados Unidos se aceleró en agosto, lo que reforzó las expectativas de que la Reserva Federal suba las tasas en septiembre, en la que sería la tercer alza del año.

Un dólar más fuerte hace que el oro, que cotiza en esa moneda, sea más caro para los compradores en otras divisas.

El oro al contado retrocedió 0.4%, a 1,195.48 dólares por onza, tras haber marcado un máximo de casi una semana el jueves a 1,206.98 dólares la onza, para cerrar la semana con una baja de 0.5 por ciento. En tanto, los futuros del oro en Estados Unidos cayeron 0.3%, a 1,200.40 dólares la onza.

El dólar se ha beneficiado considerablemente de las tensiones comerciales globales, pero ha cedido desde máximos de dos semanas en los últimos días.

El oro ha bajado cerca de 12% desde el máximo de 1,365.23 dólares la onza alcanzado en abril, aunque los niveles presentes han generado una fuerte demanda física en Asia, de acuerdo con operadores y analistas.

Entre otros metales preciosos, la plata ganó 0.2%, a 14.15 dólares la onza, mientras que el platino bajó 1.6%, a 778.49 dólares la onza y el paladio avanzó 0.6%, a 979.40 dólares la onza tras alcanzar los 990 dólares, un pico desde el 19 de junio.