El oro cayó el martes, por tercera sesión consecutiva, debido a que una remontada de las acciones en Europa y en Estados Unidos restó atractivo al lingote como refugio y por las presiones derivadas de la apreciación del dólar frente a una canasta de monedas.

El oro al contado cedió 0.3% a 1,090.30 dólares la onza, mientras que los futuros del oro en Estados Unidos para entrega en febrero perdieron 1% a 1,085.20 dólares la onza.

El metal recortó pérdidas cuando las acciones de Europa y Estados Unidos se alejaron de sus máximos y los precios del petróleo no lograron mantener una remontada. El dólar estadounidense subió por tercera sesión consecutiva.

El avance de las acciones sugirió que el apetito por el riesgo se está recuperando luego del desplome de la semana pasada.

Creemos que el oro quizás caerá hasta el nivel de los 1,055-1,060 dólares, ya que esperamos que el rebote de los mercados bursátiles se extienda gracias a las utilidades que posiblemente no serán peores que las estimaciones (...) y por una posible alza del petróleo , dijo el analista Edward Meir, INTL FCStone.

Un repunte del metal a inicios de enero llegó a su fin la semana pasada después de que el oro alcanzó el nivel de resistencia de su promedio móvil de 100 días. El avance también se ha limitado por las expectativas de nuevas alzas de las tasas de interés en Estados Unidos.

En general, esperamos que el oro permanezca bajo los 1.000 dólares este año. El mercado se concentrará en las decisiones de la Fed , dijo.