El oro cayó levemente el jueves, debido a que señales dispares de autoridades de la Reserva Federal sobre el retiro del estímulo mantuvieron a los inversionistas en ascuas.

El oro al contado bajó 0.1% a 1,776.65 dólares la onza tras ceder los avances del inicio de la sesión, mientras que los futuros del oro en Estados Unidos perdieron 0.4% a 1,776.70 dólares.

Un día después de que el presidente de la Fed, Jerome Powell, dijo que las tasas de interés no se elevarían demasiado rápido, dos funcionarios de la Fed señalaron el miércoles que el período de alta inflación podría durar más de lo previsto y el jefe de la Fed de Atlanta, Raphael Bostic, afirmó que espera un alza de tasas a fines de 2022.

Los inversionistas también ignoraron mayormente los datos que mostraron que menos estadounidenses presentaron nuevas solicitudes de beneficios por desempleo la semana pasada a medida que el repunte del mercado laboral gana fuerza por la reapertura de la economía.

El oro enfrenta una resistencia técnica en el rango de 1,805 a 1,830 dólares y "eso va a poner un poco nerviosas a algunas personas", dijo la analista de StoneX Rhona O'Connell. Pero las tasas de interés reales negativas a más largo plazo deberían respaldar al oro.

El oro, considerado una cobertura contra la inflación, también se beneficia de tasas de interés más bajas, que reducen el costo de oportunidad de tener lingotes, que no rinden intereses. El tono agresivo de la Fed la semana pasada provocó una caída del 6% en el lingote.

Entre otros metales preciosos, la plata subió 0.4% a 25.97 dólares la onza, mientras que el platino ganó 0.9% a 1,093.59 dólares.